Los consumidores vuelven a vivir con el sildenafilo
TuWeb
Los consumidores vuelven a vivir con el sildenafilo
 
Los consumidores vuelven a vivir con el sildenafilo


El Viagra es la maravilla del nuevo siglo por tratarse de la primera píldora de marcar la bisagra del antes y después de la disfunción eréctil. Más de 30 millones de hombres con problemas de erección comprobaron el éxito de la pastilla azul, capaz de lograr erecciones y mantenerlas al mismo nivel durante 4 horas.

Estos son algunos de los testimonios de hombres de diversas edades que padecían diferentes problemas de erección y quedaron encantados con los efectos que produce el Sildenafil en las relaciones íntimas, y no piensan en renunciar a la pastilla del sexo por el resto de sus vidas.

"Tengo 60 años y soy diabético desde los 22, pero cuando tenía 35 comencé a sentir impotencia sexual y mi vida había cambiado. Ya no era el mismo con mi familia, tampoco con mis amigos. Al no tener la capacidad para el sexo como quería, me fui arrinconando. Estos cambios en mi conducta fueron notados por mi esposa, que ya no sentía el placer que le daba. El problema era mío. Hasta que decidí probar con el Viagra. Consumo la misma dosis de siempre (50ml) y ahora puedo decir que he vuelto a renacer. Me siento más valorado, soy otra persona dentro y fuera de la casa", señala Rodolfo Vera, diseñador de interiores.

Un testimonio similar puede encontrarse en Hugo Santibáñez, un comerciante de 54 años que padeció disfunción eréctil antes de la llegada del Viagra: "Cuando la pastilla no existía, tenía muchas inseguridades, especialmente con mi pareja y también en lo laboral. Hasta que la píldora salió a la venta y me cambió para bien la forma de tener sexo y también la manera de sociabilizarme. Agradezco profundamente este hallazgo. Mi vida cambió por completo", dice.

"Me casé desde muy joven y cuando tenía sexo me sentía como Superman. Los primeros años disfrutaba al máximo con mi esposa hasta que de pronto noté que tenía un problema. La vida de ejecutivo, la competencia por el puesto, más los excesos con el alcohol y las comidas me generaron mucho estrés y me quitaron la fuerza que tenía antes. Mi relación con mi esposa se fue deteriorando porque ya no había interés de mi parte; sólo lo hacíamos dos o tres veces por mes y eso que la amo. Ella quiso separarse porque ya no había relación. Hasta que me aconsejó probar con un nuevo producto, el Viagra, el que libera la sangre acumulada en el pene para mantener erecciones por mucho tiempo. Probamos una y otra vez y ahora me siento mucho más seguro y joven que antes. Fue la salvación de mi matrimonio", dice Esteban Lozada, empresario de 59 años.


Los hombres tienen la palabra: el sildenafilo es la clave del éxito

La revolución del sexo sigue al compás del Viagra, considerado como uno de los grandes inventos del siglo XX que ya es un hábito en estos tiempos. La llegada de la pastilla azul continúa derribando las barreras de los prejuicios masculinos, transformándose en un medicamento codiciado por adultos de entre 40 y 70 años que padecen disfunción eréctil. Es el mismo producto en el que los jóvenes sexualmente activos buscan mantener relaciones seguras y fantásticas, pero con fines recreativos.

El Viagra no discrimina: su consumo es para hombres de cualquier clase social que buscan placer o simplemente elevar el nivel de confianza, con erecciones firmes durante 4 horas. Varios hombres comprobaron el éxito de la píldora sexual más popular a través del siguiente relato:

"Existe un antes y un después. Ya no hago locuras, pero ahora sé que con mi mujer no voy a fallar cuando estoy dispuesto a tener sexo. Ya tenemos nietos y a pesar de que estamos jubilados es un rejuvenecer en la pareja", señala Carlos Galván, de 67 años.

Con sus 29 años y apetito sexual, Santiago Lúquez, que trabaja en un local de electrodomésticos, consume Viagra para aumentar el poder que tiene en la erección: "Tuve sexo con varias mujeres, con o sin Viagra. Cuando la tomé, las diferencias están a la vista. Las mujeres quedaron impresionadas por el rendimiento y piden más. Es lo que todo hombre quiere hacer, diferenciarte del resto y sentirte único usando esta increíble pastilla".

Antonio Heredia trabaja en un supermercado. Desde los 26 que tenía problemas eréctiles y confiesa que era tímido y conservador hasta llegar a los 41 años. Sin embargo, afirma que con el Viagra se siente más seguro que antes porque consigue la eyaculación que siempre ha soñado.

"¡Es una maravilla! A los 30 minutos de tomar la pastilla tuve una erección tan firme que duró varias horas. Mi esposa quedaba más cansada, pero al fin podía gozar tanto como yo entre un acto y otro. ¡Gracias al Viagra ella pudo tener mejores orgasmos, y yo me siento mejor!", confiesa Antonio.

Julio Tobal señala que la falta de deseo comenzó cuando este taxista llegó al medio siglo de vida, pero todo cambió desde que probó con el Viagra. "Tengo 50 años, y a esta edad ya no tenía el deseo sexual de antes. Tenía muchos problemas para lograr una erección por el estrés del trabajo. ¿Eyacular, qué era eso? Ahora tomo Viagra puedo hacer el amor durante unas 4-5 veces por noche. Me siento como un chico en plena vida sexual. ¡Esa pastilla es pura magia! He recuperado el sexo. Ahora, con mi mujer, queremos más y más.
Comprar Viagra también
y verá que el sexo y la vida tienen un nuevo sentido